Harold Trompetero: ‘Lo único que uno no puede perder es la credibilidad’

Harold Trompetero: ‘Lo único que uno no puede perder es la credibilidad’

Estuvo unos pocos días en Medellín, el director bogotano Harold Trompetero, quien viene promocionando su última película, ‘La pachanga’. Con su frescura de siempre, habló para Código 360 Colombia de la importancia que ha tenido.

Harold Trompetero

Dialogamos con este publicista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, quien inició su carrera en 1993 con un cortometraje de 7 minutos llamado Lasaña y que ha realizado importantes películas colombianas, como Diástole y sístole (2000), Muertos del susto (2007), Riverside y El man (2008), El paseo, Mi gente linda y bella (2012), El paseo I” (2013), Los Oriyinales (2016) entre otras.

Entrevista

Cada vez que hago una película mía o que aporto en la producción de otra persona, es arrancar de cero una empresa. Cada proyecto es un hijo nuevo. Pero es muy importante el conocimiento previo, porque eso hace que los procesos y los riesgos se minimicen, pero cada película hay que mirarla como un emprendimiento que hay que asumir desde cero.

¿Cómo les ha ayudado la Ley de cine?

Los emprendedores deben saber que para empezar un proyecto se debe tener el conocimiento técnico, sino que deben estar enterados de las variables tributarias, fiscales y monetarias que existen en el mercado. La Ley de cine en nuestro caso, es la herramienta principal para ese fin. Nosotros contamos con unos beneficios tributarios para los inversionistas, y tiene toda una ciencia, o sea, no es sencillo uno enfrentarse a una producción. Pero obviamente eso nos da las facilidades para aumentar la producción.

Llevas 20 películas y un recorrido importante en el cine. ¿Ese camino te ha permitido abrirte en este campo, ha pesar de las dificultades?

Si ha sido importante, pero me he dado cuenta que el patrimonio número uno en cualquier emprendedor es la credibilidad. Esto significa que uno debe responder, no dar falsas expectativas, ser muy concreto en los riesgos.

Existen muchas personas que hacen proyectos, pero no miden la credibilidad ni la consecuencia de lo que quiere. Yo cuando me acerco a un inversionista con un proyecto, yo no estoy pensando solamente en eso, sino en los dos o tres que pueden venir después. Y esto lo he entendido con el tiempo porque, cuando traigo a un inversionista o un socio y todos vamos a riesgo para sacar adelante la idea, pero no es llegar a eso. La experiencia me ha permitido entender que pongo por encima los intereses personales a los de los inversionistas. Es decir, me ha tocado sacar dinero de mi bolsillo para cubrirlos a ellos, y lo hago por la sencilla razón de que tengo que protegerlos y así tengo la posibilidad de realizar otros proyectos con las mismas personas. Y no pensar en que las cosas salieron mal y chao, y esperar a que mañana pueda seguir con los mismos socios en otra película. No las cosas no son así, porque de esta manera se me van cerrando puertas.

Tu mensaje para todas esas personas que quieran realizar un proyecto emprendedor es la credibilidad

Si, tener sobretodo la creatividad. Uno se puede quebrar mil veces, pero el único patrimonio que uno tiene es su nombre, la credibilidad. Si uno juega con eso, se cierran las posibilidades en el futuro. Y si la va bien, puede sostenerse en el tiempo en el sector que uno escoja. Si uno pierde la credibilidad, está fregado, puede que uno no pierda el dinero, las inversiones o todo, pero lo único que no puede perder es su credibilidad.

Fuentes

https://focusmag.co/2018/11/un-largometraje-en-9-dias-con-harold-trompetero/

https://www.bandassonoras.co/harold-trompetero-su-busqueda-constante-de-reinvencion/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contáctanos