Mugre y plagas, los enemigos de la industria alimenticia

Mugre y plagas, los enemigos de la industria alimenticia

Uno de los principales dolores de cabeza que padecen quienes trabajan en la industria alimenticia, es sin lugar a dudas el aseo y el control de plagas, insectos y roedores. En primer lugar, ningún eslabón de la cadena, desde la producción, hasta el transporte y la comercialización, se escapa a este flagelo que no solo atenta contra las buenas prácticas en la manipulación de los alimentos, sino que pone en riesgo la salud de los y consumidores finales. Mugre y plagas, los enemigos de la industria alimenticia

Alternativas

Afortunadamente existen alternativas científicas y especializadas que posibilitan a las empresas cumplir las normas del INVIMA y las secretarías de salud, mantener la calidad e inocuidad de sus productos y generar confianza entre sus clientes. Es decir, las empresas tienen alternativas que permiten mejorar la calidad de sus productos, por ello, consultamos con una experta.

Asesorías BPM

Natalia Cárdenas, ingeniera de Alimentos de la firma BPM Asesorías, explica que más allá de realizar jornadas de limpieza y fumigación periódicas, las compañías deben concentrarse en crear una cultura del aseo que permita trabajar en la prevención más que en el control.

“Por ejemplo nosotros, en BPM Asesorías, acompañamos plantas de alimentos, restaurantes, panaderías, carnicerías, y establecimientos alimenticios en general, en la realización de brigadas de aseo especializado, acordes a las necesidades de cada cliente y con su propio personal operativo, porque lo fundamental para nosotros es generar conciencia de la importancia de estos procedimientos de orden y limpieza como parte de la cultura organizacional ”.

Productos

Sin embargo para esta ingeniera de alimentos, es fundamental utilizar productos, ya sean detergentes, desinfectantes o plaguicidas de última generación y especializados en cada tipología de alimentos. Por lo tanto, “esto es fundamental porque los microorganismos que encontramos en la industria láctea o cárnica, son a los que podemos encontrar en una panadería. O, en el caso de una cava de frío, es necesario el uso de detergentes especiales que funcionen a bajas temperaturas sin perder sus propiedades ”.

Asimismo, en el caso específico del control de plagas, este debe ser un tema más preventivo que correctivo, por eso también deben hacerse inspecciones de los espacios que identifican posibles nidos o rutas de acceso de insectos y roedores.

Más que fumigación

Natalia Cárdenas explica que por eso no es suficiente con la fumigación, “a veces se requiere hacer cambios locativos para que ese control de plagas sea realmente efectivo, como por ejemplo el cambio de tomacorrientes por unos de protección que evitan el anidado de bichos, el cubrimiento de huecos o el enmallado de ventanas o ductos de ventilación, entre otras medidas.

Además, para realizar una adecuada limpieza y control de plagas de plantas de producción, bodegas, vehículos o residencias, es fundamental tener un diagnóstico de cada espacio, de esa manera se garantiza la ejecución y sostenimiento adecuado de las brigadas de aseo y fumigación. Por lo tanto, así se optimizan los recursos y se garantiza el orden y la calidad del proceso.

Conclusiones

Finalmente, “En BPM Asesorías estamos listos para acompañar a las empresas en este proceso. Lo importante es entender de cada caso es particular y cada sector de alimentos necesita un tratamiento especializado ”, indica la ingeniera Natalia Cárdenas.

Es decir, encuentra a BPM Asesorías en www.bpmasesorias.com

Mugre y plagas, los enemigos de la industria alimenticia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contáctanos